Páginas

domingo, 22 de septiembre de 2013

Corrupción, ¿Que demonios...?

Domingo filosófico:

Después de unas muy largas y aparentemente interminables semanas de intenso trabajo, por fin tengo unos pocos pero suficientes minutos para siquiera poderme concentrar en un 'algo' y escribirles de nuevo antes de que se me vuelva a intensificar mi agenda...!

En estas semanas me vi envuelto en un proyecto troncal con 16 subproyectos, todos juntos con valor gigantesco que construimos 4 personas del core team en tan solo 4 semanas, escala por la cual una que otra área gris cruzó nuestro panorama en la construcción del megaproyecto. Disculpas si se me pasa lo ambiguo, pero tengo un deber con todos mis clientes. Ya tendré oportunidad de contarles algunos detalles mas adelante.

El punto es: Porque (casi) toda la clase política, que hasta donde he visto pasa en prácticamente todos los países, tienen para empezar, un grado de hipocresía, entendible por supuesto, pero es tal que, en las leyes que construyen aparentan una fuerza anticorrupción indeleble... sin embargo queda en evidencia que para el momento de implementación de dichas leyes, ellos ya tienen el mecanismo para ingresarse dinero o bienes de procedencia gris...

Es tal el grado de hipocresía que es prácticamente imposible echar en marcha proyectos grandes sin tener que tocar el tema de corrupción, ya sea de la clase política y no nos hagamos tontos, privada también...

Evidentemente la corrupción tiene muchas formas, de las cuales conozco seguramente pocas, pero sospecho lo suficiente.

Ahora la pregunta filosófica dominguera: ¿Porque existe la corrupción? ¿Porque a pesar de las leyes, de la conciencia, los medios y la presión, sigue existiendo, sin control real y sin forma real de, siquiera controlarlo, mucho menos erradicarlo?

Saben queridos lectores, que, Algún político, le exigía a mi cliente, ¿el 60% de kickback? Según me contaba mi abuelo, antes era del orden del 10%, ahora el mínimo es el 30% del valor del proyecto, llegando hasta donde me han dicho, al 80%... Y por cierto que resulta prácticamente imposible rastrear el camino al destino final de dichos personajes, es tal la logística del capital que los verdaderos criminales, los de las bandas realmente delictivas terminan pareciendo de escuela primaria, vaya, por  lo veo que sale en los noticieros... Las leyes muestran el esfuerzo, eso es cierto. Algunas medidas y candados existen, cierto. ¿Suficientes? nunca.

Y entonces, ¿Porque los empresarios, en este caso mi cliente, caemos o de perdida nos vemos seriamente tentados a caer en ese juego? - la respuesta termina siendo terriblemente simple:  el fin termina justificado  los medios, porque finalmente el camino de la conciencia esta, por lo menos por ahora, lleno de pobreza, miseria y hambre... es decir, aparentemente imposible.... termina siendo el dilema del prisionero...

El fin del proyecto de mi cliente derivaría en emplear a mas de 30,000 personas.... ¿Es este, tal vez, un fin que justifique jugar el juego usando el medio de corrupción para un beneficio general y real?

Suponiendo que el político se quedara con el 30%, ya no digamos el 60% como lo pedía... son 10,000 empleos menos que una sola persona esta eliminando por el simple hecho de lo que se esta embolsando... aun así, terminarían siendo 20,000 empleos creados...

Gente que ha accedido a pagar 80% de kickpack o payolas o como quieran llamarle... ¿Que impacto de derrama económica real es finalmente creado? El otro guey que acepta y se queda con el 20%, que por cierto termino por justificar el 100% del gasto en un simple diagnostico, capacitación y alguna otra babosada del "programa de gobierno",que  tal vez con un poco de suerte terminó creando solo 10 empleos reales... Programa que en papel era maravilloso con lo que todos se vanaglorian en los medios, se cuelgan las medallitas políticas, etc... Todo evidentemente con sonrisas cínicas con el mismo discurso político. El mismo, porque la realidad es que nos termina resultando exageradamente caro a todos los mismos cautivos y por lo visto tarados que seguimos pagando cada vez mas impuestos... ¿Partido? nah, por lo visto todos son iguales, sin embargo se acusan unos a otros de igual manera frente a las cámaras. Igual, porque finalmente se necesita ser uno para reconocer al otro, y se terminan arreglando tras telón... etc, etc...

Pregunto yo: ¿Tenemos opción? ¿Es acaso, un simple costo mas de hacer negocios? ¿Y el costo real, donde queda? ¿Quien termina por pagarlo? ¿Quien es el culpable? ¿Y el responsable?...

A pesar que ya lo sabemos de siempre, pues siempre ha existido y por lo visto siempre existirá, no se porque nos hacemos los santos inocentes, todos.... Todavía habemos algunos que, por lo menos intentamos y luchamos por no caer... ¿Santo, yo? nah.  Después de todo, por el simple hecho de saber que existe, me siento como Lady MacBeth...

supongo que mientras no podamos sincerarnos, dejar de racionalizarlo y justificarnoslo a todos nosotros mismos, y  de paso responder estas preguntas y otras cuantas mas, terminara siendo un problema de todos nosotros, sin solución real.